2. CÓMO LLEGAR
 4 por tierra
 4 por mar
 4 por aire
 4 oficinas de turismo
 4 dónde aparcar

 

postal



 

 por tierra

El viajero que se traslada a Vilagarcía en ferrocarril lo hace por medio de la línea más utilizada de Galicia: la que enlaza A Coruña y Vigo, en el denominado Eje Atlántico. En la estación de Vilagarcía se detienen todos los trenes que cubren este trayecto, tanto los TRD como los Regionales, que enlazan el municipio con Santiago, A Coruña, Vigo y Pontevedra. Tanto en Santiago como en Redondela (en el mismo corredor ferroviario) se enlaza con las grandes líneas nacionales.

Los visitantes que llegan en su propio vehículo tienen varias opciones. Para los que acceden desde el centro de Galicia, existen dos posibilidades: la N-640, que une Silleda con Vilagarcía, a través del municipio de Caldas, y la C-531, que enlaza Pontevedra con Vilagarcía. La carretera C-550, que recorre la costa occidental gallega, de Finisterre a Tui, es la utilizada por los que llegan tanto desde el norte (Santiago) como desde el sur (Cambados- O Grove).

Desde estas tres vías se puede enlazar con otras de alta capacidad a escasos kilómetros de Vilagarcía. En el vecino municipio de Cambados se accede a la vía rápida de O Salnés, que cuenta con desvíos a Meaño, Ribadumia, Sanxenxo, O Grove y, en la dirección contraria, a Barro, desde donde se puede conectar con la autopista A-9. Aunque si lo que se quiere es acceder directamente a esta autopista, la mejor opción es utilizar el enlace en el término municipal de Caldas, a sólo 12 kilómetros del casco urbano de Vilagarcía (carretera a Pontevedra), o bien directamente a través de O Pousadoiro por la carretera “vieja” a Caldas de Reis (6 kms.).